Cómo elegir un taladro

El taladro es sin dudarlo ni un instante la herramienta por excelencia que todo aficionado al bricolaje debe tener en su caja de herramientas. Es una herramienta que sirve para atornillar, desatornillar y realizar orificios en diferentes materiales.

En el mercado existen muchos tipos diferentes de taladros, por lo que en muchas ocasiones elegir el que más se adapte a nuestras necesidades se convierte en un auténtico infierno. En este artículo vamos a ver de la manera lo más breve posible cómo elegir un taladro.

Lo primero que debemos tener en cuenta es para qué lo vamos a necesitar. En muchas ocasiones es mejor coger un poco más de potencia de lo que necesitamos, ya que más vale que sobre.

También hay que tener en cuenta los materiales sobre los que vamos a trabajar. No es lo mismo taladrar piezas de madera que hacer orificios en hormigón. Para esto también debemos tener en cuenta las brocas utilizadas.

Si el taladro lo vamos a utilizar para nuestro trabajo diario, es preferible que la inversión sea más a largo plazo. Si, por otro lado, el uso que le vamos a dar al taladro es esporádico, nos sirve cualquiera que tenga un mínimo de prestaciones básicas.