Jardinería

La jardinería es el arte y la práctica de cultivar los jardines. Consiste en cultivar, tanto en un espacio abierto como cerrado, flores (arriates), árboles, hortalizas, o bien verduras (huertas), así sea por estética, por gusto o bien para la nutrición, y en cuya consecución la meta económico es algo secundario.

El término “jardín”, conocido desde el siglo XII, semeja proceder del compuesto latino-germánico hortus gardinus que significa, literalmente, “jardín rodeado de una valla”, del latín hortus, jardín fráncico, o bien gart o bien gardo “cerrado”, tal y como si el jardín tuviese que defenderse contra los animales e inclusive de los ladrones.

DEFINICIONES

jardineriaEl término “jardinería” se conoce desde finales del siglo XIII (con él se designaba el conjunto de los jardines). Mas adquiere su rango de nobleza con el insigne tratado publicado por primera vez en mil setecientos nueve titulado “Teoría y práctica de la jardinería”, de Dézallier d’Argenville, letrado y secretario del rey, gran amante de los jardines. Hizo una síntesis de los conocimientos del Gran Siglo para el arte de los jardines y para las técnicas hortícolas. Por otro lado, Olivier de Serres, agrónomo, escribió en mil quinientos noventa y nueve «El Teatro de la Agricultura y Cuidado de los Campos» especificando todo cuanto se precisa para cuidar, enriquecer y embellecer la casa rústica. Se trata, sin duda, de un manual agrícola en el que se explica la forma de administrar una propiedad rural (la propiedad de O bien. de Serres era de ciento cincuenta ha.) y en el que la finalidad económica primaba sobre el hecho estético y el placer, mas la obra contiene un capítulo titulado «La Jardinería», con unos subtítulos: «Para tener Yerbas y Frutos: las Yerbas y flores olorosas: las Yerbas medicinales: los Frutos de los Árboles: el Azafrán, el Lino, el Cáñamo, la Granza, los Cardos, los Rozeaux y, además: la Forma de hacer las Conservas para la conservación de los frutos en general».

El término jardinería se utiliza, singularmente, para el empleo, goce y consumición de los particulares al paso que el término horticultura designa la actividad profesional dedicada a la producción de frutos, flores, legumbres y otros productos vegetales. Sus primordiales denominaciones son: la horticultura para las legumbres, arboricultura para los frutos, floricultura para las flores y el vivero para los árboles y arbustos. A pesar de todo, puede ser usado para actividades de tipo rentable, si la producción no es fundamental, por poner un ejemplo, en el momento en que un hortelano vende, de manera directa, en un mercado. Esta situación es corriente en países donde los mercados prosiguen abasteciéndose a través de pequeños productores que podrían llamarse “jardineros”.

La diferencia entre la jardinería y la horticultura es una diferencia de valores y de medios: la jardinería puede ser un entretenimiento o bien un medio para complementar los ingresos, al paso que la agricultura o bien la horticultura se anotan en los grandes circuitos económicos, con grandes superficies, cantidades y prácticas bien diferentes. La jardinería requiere, prácticamente siempre y en todo momento, la mano de obra y usa poco capital y medios mecánicos, son habituales ciertos útiles: una zapa, un rastrillo, una cesta, una regadera, una carreta. En comparación, la agricultura se sirve de tractores, segadoras, fertilizantes químicos, sistemas de irrigación, etcétera

La jardinería está socia, por norma general, al cuidado de un jardín, no solo a su creación. Se charla de paisajismo, o bien de arquitectura de jardín, tratándose del arte de meditar o bien crear un jardín. Resulta necesario rememorar que este término no existía en la temporada de André Le Nôtre, no se charlaba de paisajismo se usaba solo el término de jardinismo. Finalmente, es interesante comprobar que, un determinado conjunto de paisajistas contemporáneos prefieren el término “jardinero-paisajista”. El más conocido es Gilles Clément, autor del Jardín Planetario. Esto indica, obviamente, una determinada filosofía respecto a la naturaleza, respeto a sus ritmos, y la economía de medios, de energías y recursos que caracterizan a la jardinería: el jardinero ¿no es el que hace suya la percibe Semper festina lente (medra poco a poco)?